PC gaming Shooter Xbox

Desarrolladores de Redfall acusan mala dirección, falta de personal y nula acción de Microsoft

Trabajadores de Arkane Studios denunciaron de forma anónima los problemas que provocaron del fracaso del reciente título. Esperaban que su lanzamiento fuera cancelado y el proyecto reformulado.

Luego del fracaso de Redfall, título multijugador de disparos donde te toca masacrar vampiros junto a tus amigos; desarrolladores dieron a conocer de forma anónima los problemas internos que se dieron en Arkane Studios, propiedad de Microsoft. Cabe recordar que Redfall era esperado como uno de los grandes lanzamientos de este año pero solo obtuvo un 54 de 100 de parte de la crítica.

Bugs, fallas en el planteamiento de la jugabilidad y muchas deficiencias en general, fueron detectadas por los críticos especializados y jugadores. Hay que tener en cuenta también el elevado valor del videojuego que finalmente no se condecía con la calidad del producto final que parecía poco pulido e incompleto, pese a los constantes retrasos en su lanzamiento al mercado.

Desde el 2018 el proyecto sufrió de una dirección poco clara, desgaste frecuente y una perenne falta de personal, según indicaron más de una docena de personas que trabajaron en el juego y que hablaron de forma anónima, tal como consignó en un informe de BNN Bloomberg. Los principales puntos en discordia fueron la implementación de microtransacciónes dentro de Redfall y el enfoque multiugador.

Arkane Studios se ha destacado principalmente por sus juegos de simulación inmersivos bajo la experiencia de single player, pero el reciente lanzamiento fue presentado al mismo personal que desarrolló Prey y Dishonored 2 como una propuesta multijugador online. En este punto, no sabían si podrían hacer «un juego de Arkane» en multiplayer.

Dados los problemas orgánicos dentro del desarrollo del título, el personal de Arkane tenía la esperanza de que Microsoft pudiera cancelar Redfall o, mejor aún, permitirles reiniciarlo como un juego para un solo jugador, según fuentes familiarizadas con la producción. En cambio, Microsoft mantuvo un enfoque de no intervención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *