PC gaming

Desarrolladores en pie de guerra contra Unity por nuevas políticas

Los creadores de Cult of the Lamb incluso amenazaron los eliminar el juego para cuando se aplique la Runtime Fee.

Unity acaba de anunciar cambios en sus políticas y modelo de negocio, con las cuales cobrarán a los desarrolladores cada vez que alguien instale su juego.

Esto ha prendido todas las alarmas, sobre todo de desarrolladores indie que ven amenazada su viabilidad financiera a la hora de crear videojuegos.

Cabe señalar que Unity tiene cuatro planes, pero ahora se reestructurará, existiendo Unity Personal, que seguirá siendo la más básica. Unity Plus que dejará de existir por lo que tendrán que mejorar a Unity Pro o de lo contrario bajar a Unity Personal. Atento al Unity Personal porque es el que se ha llevado todas las miradas.

Asimismo existen Unity Pro, Unity Enterprise y Unity Industry, que al igual que los anteriormente señalados no tendrán cambio alguno en su tarifa de pago, el problema yace en la creación de lo que llaman Runtime Fee, un cobro que hará efectivo Unity por cada instalación que se haga del juego.

Este Runtime Fee, se aplicará a los desarrolladores de cada plan según las ventas que logre el juego en cuestión, el punto es que Unity Personal tiene un cobro de 0.2 dólares por instalación al alcanzar el umbral de 200 mil copias vendidas y 200 mil dólares en ventas.

Y para añadir más leña al asunto, estos cobros serán retroactivos, es decir, aplica para juegos que fueron lanzados utilizando una versión anterior de Unity y otros términos y condiciones. Por lo menos, no será retroactivo para el cobro, sería una locura.

Además, si un jugador instala, desinstala para luego reinstalar, son dos instalaciones y por ende dos cobros.

Esto puede parecer una forma de empujar a los usuarios a contratar la suscripción Unity Pro, que tiene un Runtime Fee más bajo y una meta que cumplir más alta para que se realice el cobro: 1 millón de descargas y 1 millón de dólares en ventas. Pero con un pago anual de 2,050 dólares, haciéndolo muy difícil de acceder para quienes apenas empiezan.

Aunque el Runtime Fee pueda ser más bajo en los planes más caros, no queda excento a posibilidades donde esto se pueda explotar de mala manera como veremos más adelante.

El desastre que ven venir los desarrolladores

Varios desarrolladores de videojuegos, desde los más conocidos hasta los que no, se han pronunciado al respecto. Uno de los más «vocales» ha sido Forest, desarrollador de Among Us:

«Apuesto a que a Steam, Epic, Sony, Nintendo y Microsoft les encantará tener oleadas de desarrolladores lanzando sus juegos. Innersloth siempre ha pagado a Unity de forma adecuada por las licencias y servicios que utilizamos. No soy un tipo de discursos, pero esto es indebido y me obligará a actuar».

«Among Us obtiene suficientes descargas por mes como para poder contratar a dos personas completas para trasladar Among Us fuera de Unity en lugar de que nos cobren impuestos por 0 valor agregado».

Por otro lado, los mismos desarrolladores del popular juego Cult of the Lamb, han anunciado que eliminarán su juego el primero de enero, cuando comience a funcionar el Runtime Fee.

Aunque puede parecer que son cobros pequeños que aluden a juegos económicamente exitosos que no tendrán problemas en pagar, hay muchas aristas y problemas que pueden hacer de este Runtime Fee un verdadero desastre.

Por ejemplo cuando un videojuego es gratuito y con compras dentro del juego, es decir, un juego donde la relación instalación y ganancia puede variar mucho dependiendo del juego, pudiendo hacer que llegue a ser una pérdida para el desarrollador.

Por otra parte, está la arista de que cada instalación se paga, esto puede provocar que una persona, simplemente por querer perjudicar al desarrollador, desinstale y reinstale el juego incontables veces. Ejemplos como este demuestra que el Runtime Fee deja abierta la puerta a posibilidades que parecen ridículas.

De igual forma con la piratería, que si bien Unity intentó aclarar el asunto, diciendo de que tienen cómo controlar estas actitudes maliciosas, tampoco hay certeza sobre ello.

Además, existe cierto temor de que la forma de controlar la piratería y la instalación de los juegos desarrollados implique que Unity instale spyware en ellos.

El culpable

Esta guerra tiene nombre apellido y cara, el Director Ejecutivo de Unity, John Riccitiello, quien ha llevado a cabo esta infame nueva política. Pero no solo eso, el muy sinvergüenza vendió sus 2 mil acciones de Unity una semana antes de este anuncio, es decir, sabía que esto haría que Unity tuviese una caída en la bolsa, cosa que efectivamente sucedió.

Este tipo, además de ser uno de los CEO mejor pagados del mundo del gaming, ha tenido unas declaraciones e ideas bastante desafortunadas:

Llamó idiotas a los desarrolladores que no utilizan su sistema de publicidad en sus juegos ya que, según él, no se toman la monetización en serio.

Cuando fue Director Ejecutivo de Electronic Arts, introdujo las lootboxes en FIFA 09 y planteó la idea de cobrar por recargar las armas en Battlefield.

Esto demuestra la naturaleza de John Riccitiello y de este nuevo modelo de negocio implementado en Unity.

Alternativas

Es en momentos así cuando la competencia gana más fuerza, sobre todo porque, independiente de si Unity y John Riccitiello echan para atrás esta idea, lo que suena bastante difícil que ocurra, la confianza en Unity se perdió, sobre todo por cambiar las condiciones de un momento a otro, sin garantía de que no vuelva a ocurrir en el futuro.

En ese sentido, su principal competidor, Unreal Engine, sacó a relucir su trato con los desarrolladores:

«Sólo tenemos éxito cuando tú tienes éxito. Nuestro modelo de regalías del 5% solo entra en vigor después de su primer millón de dólares en ingresos brutos, lo que significa que si gana $1,000,001, nos debe 5 centavos. ¡Y esto es por título! Además, los ingresos generados por Epic Games Store se excluirán de esa regalía del 5%».

El problema yace en que Unreal es un motor gráfico mucho más complejo y enfocado en gráficos 3D de última generación, por lo que no es el motor predilecto para desarrolladores de videojuegos indie, ese puesto lo tiene, al menos hasta ahora, Unity.

Aún así los internautas y desarrolladores están buscando desde ya alternativas a Unity, la más bullada es Godot Engine, un motor gráfico de código abierto, por lo que nunca tendrá el problema que aqueja a Unity. El problema es que no tiene la misma variedad de assets y tanta gente que se maneje con él, aunque esta puede ser la posibilidad.

Por otra parte esta Luxe Engine, el problema es que está aún en beta cerrada, aunque parece ser la opción predilecta de gente como el antes mencionado Forest, desarrollador de Among Us.

Así como también Game Maker que promete no tener barrera de entrada, aunque por eso mismo está enfocado en gente que no sabe tanto de programación y por ende posibilidades 2D más básicas.

editor
Fan de los videojuegos y el anime. Me puedes ver en twitch.tv/igneotv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *