PC gaming

John Riccitiello abandona Unity tras destruir su reputación

Uno de los directivos más odiados del gaming se retira tras arruinar la imagen de Unity con el infame Runtime Fee

John Riccitiello ha dejado su cargo como director ejecutivo de la compañía de desarrollo de software para videojuegos Unity, luego de lo que posiblemente haya sido el peor mes para él y la marca.

La empresa tecnológica, que ha experimentado una transformación gradual hacia una firma de publicidad dentro de los juegos, anunció en septiembre un conjunto de tarifas confuso y aparentemente perjudicial para los creadores de juegos.

Esta idea duró bastante poco, ya que decidieron revertir la política después de que los estudios amenazaran con abandonar el motor de Unity en el futuro.

James M. Whitehurst, el antiguo líder de la empresa de software de código abierto Red Hat, adquirida por IBM, asumirá el cargo de CEO interino en lugar de Riccitiello mientras la junta directiva de Unity busca un nuevo reemplazo a largo plazo.

En un comunicado de prensa, Riccitiello expresó que: «Ha sido un privilegio dirigir Unity durante casi una década y servir a nuestros empleados, clientes, desarrolladores y socios, todos los cuales han sido fundamentales para el crecimiento de la compañía. Espero respaldar a Unity durante esta transición y presenciar el éxito futuro de la compañía».

Riccitiello se unió a Unity en 2014 poco después de dejar Electronic Arts. Durante su mandato, supervisó la transición de la compañía de motores de juego con tarifas de licencia única a un modelo de suscripción continuada, además de liderar la salida a bolsa en 2020.

También llevó a cabo una serie de adquisiciones, incluida la firma de monetización en aplicaciones IronSource en 2022. Cuando Unity hizo su debut en el mercado de valores, su precio de acción rondaba los $68. Actualmente, se sitúa un poco por encima de los $30.

La gestión de Riccitiello en EA también marcó un cambio significativo hacia un enfoque más agresivo en cuanto a la monetización. Durante sus siete años al frente del editor de FIFA (ahora EA Sports FC) y Battlefield, la compañía experimentó con DLC el primer día, microtransacciones y puso un fuerte énfasis en el contenido posterior al lanzamiento.

Aunque no hubo una crisis de la misma magnitud que la que se vivió en Unity el mes pasado, es evidente que desempeñó un papel importante en la introducción de la actual era de servicios en vivo de la compañía, que muchos jugadores perciben ahora como altamente monetizada.

La introducción de los modos de cajas de botín en Madden y FIFA ocurrió bajo su liderazgo en EA, aunque no alcanzaron los niveles de ingresos de miles de millones de dólares en los que se encuentran hoy hasta que su sucesor, el actual CEO Andrew Wilson, asumió el cargo.

Quizás nada encapsuló mejor el tiempo de Riccitiello tanto en EA como en Unity que otro incidente controvertido el año pasado: en una entrevista con Pocketgamer.biz en julio de 2022, calificó de «idiotas» a los desarrolladores que no consideran la monetización desde las etapas iniciales del proceso.

Inmediatamente después, retractó sus declaraciones la semana siguiente, describiendo los artículos al respecto como «sensacionalistas» al sacar su comentario de contexto, pero posteriormente se disculpó, reconociendo que debería haber elegido sus palabras con más cautela.

Ese error no forzado ocurrió poco después de que la empresa anunciara cientos de despidos al mismo tiempo que adquiría IronSource en un acuerdo completamente en acciones por 4.4 mil millones de dólares. Se despidió a otras seiscientas personas en Unity a principios de este año.

Mientras tanto, Riccitiello, además de los millones que tiene en acciones de Unity, seguirá recibiendo un salario hasta abril de 2024.

Asimismo, se supo que John Riccitiello vendió 2 mil acciones una semana antes de anunciar el infame Runtime Fee y que bajaran su precio.

editor
Fan de los videojuegos y el anime. Me puedes ver en twitch.tv/igneotv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *