Peores videojuegos de 2023
Exp.UP

Los peores videojuegos de 2023

Se nos va un increíble año en cuanto a calidad de videojuegos, pero, paradójicamente, es uno de los años con peores juegos que se recuerde.

Se acaba el año y es momento de hacer un resumen de los peores videojuegos de 2023, para así revisar las joyitas que nos dejó este peculiar año en el mundo del gaming.

Lo llamativo es que a pesar de ser un año increíble, con juegos que otros años hubiesen ganado fácilmente el premio a Juego del Año, también existe un exceso de basura de la que solo queda reírse.

Están en el inconsciente colectivo, porque fueron varios, por lo que vale la pena recordarlos y ordenar cada caso para saber qué se hizo mal y por qué de tales desastres.

Peores videojuegos de 2023

Redfall

Quizá la gran decepción del año, sobre todo porque los jugadores esperábamos algo mejor de un trabajo hecho por Arkane Studios con Bethesda y Microsoft.

Arkane era de esos estudios de desarrollo queridos por sus fans, ya que Dishonored, Prey y Deathloop, fueron muy bien recibidos tanto por la crítica como por queines hallaron en dichos juegos horas de entretención.

Aún así, tristemente Redfall fue un fracaso de principio a fin, ya que las primera imagenes del videojuego no dejaron buena impresión.

Posteriormente se supo de un profundo problema de dirección desde Microsoft. Los desarrolladores declararon encontrarse confundidos debido al enfoque multijugador y de microtransacciones.

Arkane tenía un público producto de los anteriormente mencionados juegos, es decir: son un estudio de desarrollo especializado en videojuegos de un solo jugador.

Según constatamos, Arkane esperaba que Microsoft cancelara o cambiara el enfoque de Redfall a un solo jugador, pero en cambio solo prefirieron no intervenir.

Finalmente el juego fue un desastre, tanto en su diseño como de rendimiento y el público se lo hizo notar: Redfall llegó a tocar fondo con solo 10 personas jugando simultáneamente.

Aún así, el juego ha sido actualizado y hasta cierto punto mejorado, sobre todo en términos de bugs, pero al parecer no tiene salvación ya que el problema es mucho más profundo.

Lo único positivo es que Xbox Game Studios pretende no cometer el mismo error y apoyar a Arkane Studios en el futuro.

Everybody 1-2 Switch

Lamentablemente encontramos a Nintendo en esta infame lista, y es que este videojuego que nadie pidió apareció de la nada, apenas tuvo publicidad y desapareció de nuestros recuerdos lo más rápido posible.

Todo esto con razón, porque fue un desastre en críticas, donde apenas cosechó un 56 en Metacritic, que si bien es paupérrimo, ya adelanto que es la nota más alta de la lista.

Por otra parte, todo parece indicar que no solo fue un fracaso para la crítica, sino también para los jugadores y por ende en ventas: ya que apenas alcanzó las 3,320 unidades vendidas en su primera semana en Japón, alcanzando un tristísimo vigésimo puesto.

Esta secuela de 1-2 Switch vivirá en el olvido colectivo, cosa que ya sufre hasta cierto punto su predecesor, juego que falló en retomar éxito de Wii Sports como juego de lanzamiento con su consola.

Muchos alegaron en su momento que los mini juegos de 1-2 Switch parecían una demo técnica más que para un juego en sí mismo.

Pero Everybody 1-2 Switch empeora esto aún más, y la crítica coincide en que es tedioso, poco inspirado y un catálogo muy pequeño de mini juegos.

Teniendo juegazos como Mario Party y los WarioWare en la misma consola, no tiene mucho sentido su existencia.

El Señor de los Anillos: Gollum

Uno que lleva años en esto, ya tiene un mal presentimiento cuando se junta un estudio de desarrollo pequeño con alguna licencia muy conocida como lo es The Lord of the Rings, y como veremos, no es el único caso.

Si bien en su momento señalamos que la crítica le concedió un 40 en Metacritic, la verdad es que desde entonces bajó hasta un 36 de media, y más que merecidos.

Cuando salió este juego, se pensó que sería lo peor del año, pero eso solo demostró que era imposible ver venir la montaña de basura que nos deparaba el futuro.

Apoyo total a quienes ya ni siquiera se enfocaron en lo mal diseñado que está el videojuego, sino en el cinismo y sinvergüenzura que precede a esta clase de títulos.

Daedalic se aprovechó de un vicio que persiste en la industria, que es tomar licencias lucrativas y realizar un juego mediocres, al fin y al cabo, se venderá por su licencia y el dinero para casa.

Lo peor es que el juego salió a un precio altísimo, tanto que ni con descuento merece la pena probar para hacer la bromita.

Gollum no solo es un juego con mecánicas aburridas y mal hechas, es insulzo, estéticamente desagradable y, quizá, lo más criminal es que no profundiza en la historia del protagonista.

Definitivamente, este año feneció la Tierra Media.

Skull Island: Rise of Kong

Quizá el desastre más evidente y burdo de toda la lista, el cara durísmo por excelencia y la muestra definitiva de los vicios de la industria.

El juego fue un meme instantaneo, porque luce peor que algo cutre y es que hay escenas míticas donde apenas colocaron una imagen pegada de la forma más desinteresada posible.

Los responsables de crear esta bazofia: IguanaBee, un estudio de desarrollo pequeño ubicado en Chile, quienes a pedido de GameMill, unos nefastos adictos al shovelware crearon este crimen.

La imagen del estudio chileno quedó por los suelos y solo les quedó salir, anónimamente, a llorar que la empresa es incapaz de financiar proyectos propios así que aceptan este tipo de tratos, a pesar de ser poco dinero y poco tiempo.

Por su parte GameMill sigue y seguirá sacando montones de basura licenciada, aunque para suerte de ellos, Nickelodeon All-Star Brawl 2 ha salido medianamente bien.

Es más, el siguiente también es encargado y distribuido por ellos.

The Walking Dead: Destinies

Como te mencioné antes, GameMill solo se preocupan de conseguir una licencia famosa, y encargar un juego a alguna desarrolladora para que lo hagan lo más rápido posible con tal de ganar dinero a través de los fans de estas sagas.

Otra que recibió este mal trato fue The Walking Dead, la popular serie donde ocurre una apocalípsis zombi.

Nuevamente GameMill fue a Sudamérica a buscar un estudio pequeño, con no muy altos sueldos, para encargar su siguiente shovelware, esta vez fueron a Brasil.

El juego luce horrible, decir gráficos de la séptima generación de consolas es un insulto a aquellas máquinas que dieron el salto al HD.

Lo más llamativo de este juego es que no hay animaciones cinemáticas, los personajes se ven estáticos mientras escuchas una de las peores actuaciones de voz de la historia.

El juego no tiene mecánima buena y ni siquiera vale la pena analizarlo, porque ni quienes lo crearon se dieron el trabajo de hacerlo y es por ello que todo está roto, funciona y se ve mal.

Lección: no pedir juegos de licencia.

The Day Before

La historia es larga y si no estás al tanto puedes leer la nota que te dejo arriba y así entender mejor por qué es uno de los peores videojuegos de 2023, o quizá el peor.

Si lo anterior ya sonaba sospechoso, esto lo es más. El primer tráiler que vimos parecía el mejor videojuego de la historia, o dicho de otra forma, demasiado bueno para ser cierto.

Como jugador de Dead by Daylight, ya conocía Propnight, el que nunca probé porque ya lo consideré demasiado cutre. Era un juego pequeño y cutre que terminó cerrando, es por ello que pensar que el mismo estudio haría un MMO mundo abierto durante una apocalípsis zombi, me pareció raro.

Dicho esto, siempre está ese pensamiento tipo: ¿y si sale bien? Pero no, salió peor que mal.

Fntastic es el nombre de esta desarrolladora, quienes no estoy muy seguro a quienes quisieron estafar, pero de lo que intentaron lo intentaron.

Ya desde un comienzo hubo retrasos extraños por la excusa de cambio de motor, luego se supo que el primer tráiler era falso, entonces poco se podía esperar.

Supuestamente existe un editor para The Day Before, llamado Mytona, pero a mí me parece que son la misma gente.

Es que lo más rancio y estupido de estos tipos, es que viven cambiando de nombre el desarrollador y el editor de sus juegos, jugando con mayúsculas y mezcla los nombres de Fntastic con Mytona.

Posteriormente se supo que el juego no fue tal, sino que compraron assets genéricos en la tienda de Unreal Engine para juntarlos y poco más.

Pero esto no quedó ahí, a través de estos assets, se pudo descubrir que nunca hubo desarrollo durante los primeros años desde el primer tráiler.

The Day Before anunciaba su cierre apenas días después de su lanzamiento durante el que exigieron que no los llamaran estafadores, que es exactamente algo que diría un estafador, por cierto.

No sabemos a quién pretendían quitarle su dinero, porque Steam no entrega el dinero a los desarrolladores hasta 30 días, y apenas días después del lanzamiento ya estaba regresando el dinero a los jugadores, incluso pasada las 2 horas de juego.

Si hubiesen querido quedarse con dicho dinero, pudieron seguir vendiendo humo con que el juego mejoraría mediante actualizaciones y esperar que le llegara dicho dinero de Steam antes de anunciar el cierre.

Y esto no es descabellado porque había gente apoyando a esta empresa y su juego cuando salió de esta forma, llegando a insultar a quienes criticaron The Day Before, hay gente que ruega por ser engañada.

Entonces, quizá, aquel primer tráiler tenía la intención de atraer algún gran inversor para financiar este proyecto o para bien estafarlo.

Los tipos de Fntastic, un par de hermanos rusos, alcanzaron a huir de sus oficinas fantasma en Singapur con bastante dinero y quizá los cambios de nombre nos depare su regreso en algún momento bajo otro pseudónimo. Estén preparados.

Sin duda el rey de los peores videojuegos de 2023.

editor
Fan de los videojuegos y el anime. Me puedes ver en twitch.tv/igneotv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *